Israel prohibirá los vehículos gasolina y diesel a partir de 2030

56

El año 2030 parece muy lejano, pero en realidad está a la vuelta de la esquina. Y cuando las campanas suenen a medianoche del 31 de diciembre de 2030, es muy probable que no puedas comprar un vehículo que funcione con gasolina o diesel en Israel. A partir de esa fecha, todos los coches serán eléctricos y todos los camiones serán eléctricos o propulsados con gas natural comprimido, si es aprobada una propuesta que actualmente está en la mesa del gobierno. Se espera una decisión final para finales de este año. Se sumaría a países como Dinamarca que ya le ha puesto fecha de caducidad a los diesel y gasolina para esa fecha.

¿Estás escuchando a Ford, GM, Mercedes, Volkswagen y todos los demás fabricantes clásicos de automóviles? El sonido que oyes es el de su modelo de negocio desmoronándose a su alrededor.

El ministro de Energía, Yuval Steinitz, declaró a Reuters que el mayor desafío será crear una “masa crítica” de vehículos eléctricos y propulsados por GNC antes de que llegue la fecha límite. “Ya estamos alentando [la transición] mediante la financiación de… más de 2.000 nuevas estaciones de carga en todo el país“, dice.

El plan se puso en marcha un día después de que las Naciones Unidas publicaran su última evaluación climática, en la que se determina que las naciones deben hacer mucho más de lo que están haciendo en la actualidad para evitar temperaturas medias mundiales más cálidas que pondrán en peligro a la mayor parte del planeta.

Israel ha descubierto recientemente grandes reservas de gas natural dentro de sus fronteras. Tiene la intención de cerrar todas sus centrales térmicas de carbón y reconvertirlas a gas natural lo antes posible. El gas natural puede no ser tan limpio como la eólica o la solar, pero sus emisiones son inferiores a las del carbón.

Para alcanzar la meta, el gobierno “reducirá los impuestos sobre los coches eléctricos a casi cero, por lo que serán mucho más baratos“, dice Steinitz. Espera que el punto de inflexión para el sector del transporte israelí se produzca alrededor de 2025, cuando habrá unos 177.000 coches eléctricos en las carreteras israelíes. Hoy en día, hay menos de 100. Para 2030, se espera que haya casi 1,5 millones de vehículos eléctricos en el país.

A partir de 2030 ya no permitiremos la importación de automóviles diesel o de gasolina a Israel“, dice Steinitz. “Estamos obligando a las empresas a traer coches eléctricos a Israel y a las empresas petroleras a cambiar a estaciones de carga en sus gasolineras“, dijo.

Israel ya ha comenzado a convertir su sector de transporte público en eléctrico. Los primeros autobuses eléctricos de BYD deberían comenzar a operar en Jerusalén en breve, y Afifi Group, una empresa de transporte y turismo con sede en Israel, ha firmado un memorando de entendimiento para la compra de 58 autobuses eléctricos de Advanced Vehicle Manufacturing en los Estados Unidos.

¿Quién hubiera pensado hace sólo 5 años que toda una nación consideraría prohibir la venta de vehículos nuevos a gasolina y diesel? Los tiempos están cambiando.

 

Fuente: https://ecoinventos.com